A TI QUE SIEMPRE ESTUVISTE AHI

Casi era una niña
pero me sentía mujer
y apareciste en mi vida
como un nuevo amanecer.
Fue tanto el amor que nos unió
la pasión, y la ilusión
que durante unos años
en el mundo solo fuimos dos.

Luego vino nuestra alegría
el fruto de nuestro amor
una personita que con su sonrisa
nos unió aún más a los dos
en nuestro mundo hicimos espacio
en ese mundo ya fuimos tres y no dos.

Hemos vivido muchos
momentos difíciles
económicos y de enfermedades
y siempre unidos hemos seguido
como una piña con sus piñones

también hemos pasado
tiempos mejores
hemos reído y vivido
momentos inolvidables.

Los dos hemos reído juntos
hemos sido muy felices
también hemos llorado,
enfadado y perdonado.

Y ahora, después de tantos años
y tantas vivencias vividas
nos sigue uniendo un gran cariño
ese cariño, que quizás
se pueda llamar amistad.

Cuando necesites una amiga,
me encontraras
cuando necesites apoyo
me encontraras
cuando necesites un hombro
me encontraras.

Solo te pido…………
no discutamos,
ya que eso, es lo único
que puede destruir
esta bonita amistad.

Gracias, amigo
por haber estado
en mis mejores,
y en mis peores
momentos.

Con mucho cariño,
de quien a su manera
te sigue queriendo.

estel_blau……….. (18-10-2006).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *