Lo importante es ser feliz, y con dinero, ¿que importa el amor?

Cuando me decís cosas bonitas
cuando flore me regaláis
quisiera daros las gracias,
por gentil caballero.

Pero miedo me da penséis
que algo de mi obtendréis
pues no es de vos
de quien quisiera recibir
presentes y alabanzas.

De rojo se tiñen mis mejillas
y cierto es, que me siento alagada,
pues no hay moza, a quien no le guste ,
sentirse admirada.

Más no puedo responder
a vuestros gestos, tan galantes
pues es otro, quien me tiene
robados, el corazón y el alma.

Cuantas veces he pensado
como cambiaría mi suerte
si mi corazón no se empeñara
en querer volar hacia otro puente.

Mil gracias os doy
gentil hombre, de sombrero y paraguas
pues no puede haber, mejor destino
que saberse por Vd.,  admirada.

Pero decidme Señor
si no es mucha , mi osadía
como puedo hacer, entrar en razón
al amor, que en mi anida.

Quizás Vd.,  sepa hablar de razones
y mi corazón os sepa escuchar,
pues yo no se, como cambiar
si de sentimientos se trata.

Pues mi amado
no tiene patrimonio
y ademas, por no querer
no quiere ni el matrimonio.

Ya mi amado,  no me quiere
y mi corazón se revuelve,
como puedo hacer Señor,
para desoír a mi corazón
y sentir algo por vos?????

( Ataque vuestra merced,
que estoy libre,
no lo ve?????)

Tenéis hacienda?
Tenéis la bolsa llena?

Quizás si fuera así,
me podríais consolar
y anillo de diamantes,
me podríais regalar,
pues no hay penas,
que las joyas no puedan quitar.

Y si algo no me gustará de vos,
con hacienda y con dinero
no importa el amor,
pues lo importante para mi,
es ser feliz,
con amor o sin él.

Así que vayamos gentil caballero,
en la iglesia nos esperan ya,
y con el ramo que Vd, me da
en el altar mi “SI” os he de dar.

(Si no puede ser
amor y dinero ……
mejor dinero,
ya que el amor,
es pasajero).

Estel 21-08-2010.

Dama de dulces cuentos



Dama, de dulces cuentos
que en corcel blanco
  cabalgáis sin esfuerzo.
Con sedas vais vestida
velos sobre la cara,
movidos por el viento
alzando vuestra bella estampa.
Mujer de bellas formas
diosa humana,
Dama de cuentos de hadas.

Un halo misterioso os rodea
bosques milenarios os resguardan
Dueña del mundo sois,
cabalgando en vuestro corcel.

Bella imagen ofrecéis
por pintores deseada
pero nadie os haría justicia
si en una tela os plasmaran.

Solo en mi pensamiento vivís
y mis sueños acompañáis
Dama de noble casta
Belleza de noches blancas.

Estel 30-07-2010