DESPUES DE LA TORMENTA

DESPUES DE LA TORMENTA

Pues, como estaba claro que pasaría.

No podiamos dejar de hablar, esa persona y yo, y aclarar los malos entendidos, a veces hemos de pensar como bien dices David, que las personas somos diferentes, y que no todas reaccionamos de la misma forma.

 

Es bueno pensar que en un tiempo, relativamente corto, las dos hemos sentido la necesidad de cojer el telefono, y hablar, deshacer las malas interpretaciones, y desmontar la montaña que de un granito de arena, se había formado.

 

Si, David, cada uno es como es, pero las cosas se han de hablar, porque sería una pena, perder una amistad, por incomprensiones, si la hemos de perder que sea por encarar la verdad, no por cobardía.

 

Bueno, solo es mi forma de pensar.

Gracias, por tus buenos consejos, amigo David.

Estel  (14-01-2009)


Un pensamiento en “DESPUES DE LA TORMENTA

  1. Estoy de acuerdo con tu punto de vista. Hay un refrán que reza así: "Quien dice las verdades pierde las amistades". Por lo que a mi respecta, si una amistad la pierdo por decir la verdad, es que tal amistad no lo era tanto. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *