La Sirena, el mar y la Luna

Una sirena en el mar
se puso a cantar
y era tan bonita su melodía
que hasta la luna se paró
y embelesada la escuchó


Con su brillo la iluminó
y a su sonido sucumbió
la sirena cantaba
la luna escuchaba

_ Dime Sirena ¿Eres feliz?
(¿pregunto la luna?)

Pues si querida luna
soy feliz porque desde aquí
puedo transmitir mi cantar
mi ilusión y mi sentir
y espero de corazón
que los que me quieran oír
puedan sentir
lo que mi corazón quiere decir

Y el mar dijo a la Sirena
-Oh, amada niña
¿por qué con la luna
quieres tú, hablar?

Pues porque me da alegría y luz
pero, mar, has de estar contento
porque me hace feliz
es más que amor lo que nos une
nos une la fuerza de la amistad
el dar y compartir.

Yo le explico a la luna
lo que ella no puede mirar
le canto las proezas del pájaro al volar
la sencillez de los peces al nadar
la grandeza de los árboles al crecer
la ternura de los niños al nacer
y muchas otras maravillas más
que ella nunca pensó conocer

Ella me da a mi abrigo y consuelo
ilumina mis sueños, mis fantasías
y me hace compañía
escucha mis penas sin juzgar
y me transmite serenidad.
y lo más bello de todo
se retira para que en su lugar
salga el sol a saludar.

Y cuando el sol no le da su apoyo
y no puede con su luz iluminar
no te pienses que se fue a otro lugar
es que simplemente, no pudo brillar.

Oh, luna, oh, mar
queridos amigos sin par
dejadme esta noche cantar
y al resto de amigos saludar.

Estel ….. 15 Mayo 2006.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *