LAS PERSONAS QUE NOS RODEAN

A veces, cuando me preocupo por personas, que están a mi alrededor, que hablan conmigo sobre sus penas o alegrías, que se sienten bien porque las escucho, y  quizás así, descargan parte de la tensión que llevaban acumulada……


A veces, tengo en mi pensamiento, la palabra adecuada, que les hace sonreír, o simplemente mi silencio, les hace saber que estoy ahí.

A veces, les digo, lo que yo haría en su lugar, o les hago reflexionar, sobre algún punto, en el que quizás, no habían pensado antes.

Nunca espero que mis consejos, sean seguidos, solo son palabras para hacer reflexionar, y luego decidir.

Porque al final, cada uno hace su camino, y sobre él, tendrá que andar, y no siempre hay bifurcaciones, para poder girar cuando las cosas se ponen mal, así que hemos de ser responsables de lo que hacemos, para intentar equivocarnos lo menos posible.

Cuando hay personas a mi alrededor que confían en mi, me siento bien, y por poco que pueda, intentaré no defraudarlas.

Estel (11-10-2009)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *