Una Flor


Después de leer un escrito, de Tikal. He pensado, que cuando no se tienen fuerzas, para valorar todo lo que nos rodea, quizás el valorar un simple motivo que nos haga felices, es suficiente.

He salido, a mi terraza,
y me he quedado mirando una flor
una flor, de mi rosal,
estaba en todo su esplendor,


y me ha devuelto mi mirada,
y me ha llenado el corazón,


quizás no tenga fuerzas de reír,
pero la flor de mi rosal,
me ha echo sonreír.

Estel (08-07-2009)


 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *